Parashá mishpatim

Técnicamente el AND, conocido como el ácido desoxirribonucleico que se encuentra en el núcleo celular. Su función es contener los programas biológicos heredados: características físicas, capacidades, aptitudes intelectuales y psicológicas.

Tiene forma de hélice enroscada sobre sí misma. Al 3 % de él se le conoce como el Genoma Humano. El 97 % restante, el que no produce proteínas, fue llamado “chatarra y considerado inservible por los científicos.

Este 97 % de ADN “latente” donde se produce la conexión interdimensional con nuestro ADN espiritual. El ADN “espiritual” contiene nuestra herencia universal: nuestro
“plan de ruta”, nuestras lecciones de vida, nuestro “contrato”, nuestra memoria de vida en la tercera dimensión de este planeta, las memorias de nuestro recorrido cósmico y de nuestra herencia como Seres de Luz.

Desde lo más pequeño de nuestro Ser somos frecuencias de Luz y Sonido. Nuestros átomos, moléculas y células vibran. Toda nuestra biología vibra. Esa vibración crea una resonancia única y desde esa resonancia nos comunicamos con el Universo, emitiendo y recibiendo frecuencias.

Cada capa está asociada a un sonido que actúa como activador, cuando trabajamos conscientemente con ellos, nuestra conciencia humana entra en resonancia con nuestras “vibraciones superiores” o Yo Superior y produce un intercambio de energía e información entre ambos.

Despertar esa información es una de las claves de la Ascensión. porque allí está todo nuestro potencial; al activarlo aparecemos en todo nuestro esplendor y poder. Y es lo que el Universo, la Vida,  espera de nosotros, que recuperemos el poder y que irradiemos nuestra vibración de Amor al Universo.

“la divinidad se encuentra en nuestro interior, en nuestro ADN. La única diferencia entre nosotros y los grandes Maestros que caminaron sobre el planeta es que ellos tenían activado su ADN”.

¿Qué pasa cuando activamos el ADN?

Nuestro programa genético es comparado a un programa informático. el ADN codifica la información, el ARN la transcribe y la traduce en una serie de órdenes que construyen la secuencia de aminoácidos.

A través de la intención, del uso consciente del sonido sobre el Campo Electromagnético comunicamos con la consciencia celular a nivel del ADN para restaurar los patrones energéticos primordiales.

Las 12 capas del ADN contienen diferentes tipos de información sobre nuestra totalidad.

La capa 1 es conocida como el genoma humano. contiene nuestra herencia biológica,
la 2 es la capa emocional que contiene información sobre el Plan de esta vida,
la 3 es la capa de la activación y ascensión,
la 4 y 5 contienen nuestras memorias akáshicas,
la 6 es la conexión a tu Yo Superior,
la 7 y 8 son las capas angélicas,
la 9 es la liberación por el fuego de la Shekinah, capa catalizadora que da origen a un nuevo comienzo escrito en las capas 10, 11 y 12 las capas de nuestra “divinidad”.

¿Qué pasa cuando activamos nuestro ADN biológico-espiritual? Si por ejemplo una de nuestras lecciones es aprender a través de la enfermedad, al activar el ADN podemos cambiar esa lección en salud perfecta.

Nuestro plan de vida está codificado en la capa dos, al modificarse nuestra intención estamos cambiando y dando una nueva orden a la capa 1 que es el Genoma Humano por lo que ya no habrá enfermedad para nosotros.

Estamos siendo dueños de nuestra genética, de nuestra energía y de nuestra vida. Al cambiar un sólo atributo las demás capas lo “conocen” y todo se recalibra en una nueva frecuencia.

Los físicos cuánticos enseñan que nuestra realidad, es un reflejo empobrecido de una dimensión superior. Esta dimensión superior es como un espacio superluminoso de energía, una fuente de pura información donde existen todos los potenciales al mismo tiempo, un súper universo que tiende al orden y a la perfección.

La información del universo hacia nosotros viaja en forma de frecuencias, El córtex cerebral, la glándula pineal y el Campo Electromagnético son los conductores de estas frecuencias.

Las cuales viajan al núcleo celular, llegarán al ADN y serán utilizadas para el sostén de la vida. Si las interconexiones dentro del cerebro no son óptimas, si la glándula pineal no está activada, si el Campo Electromagnético no está equilibrado, la información de las esferas más elevadas no fluirá a nuestra consciencia y por lo tanto limita la creación de nuestra realidad.

Al activar esta capa, los seres humanos toman la responsabilidad de llevar acabo la tarea o misión que les fue encomendada, se siente la unidad con lo divino (con el universo mismo) conciencia cristica.

 

Capa 7: Kadumah Elohim

significa “la divinidad revelada.

El nombre lemuriano de la Capa 7 es Hoa Yawee Maru. Hoa es “la tierra natal’. Yawee significa “ADN” en lemuriano. Y Maru significa “lenguaje” Básicamente se entiende como el lenguaje natal del ADN.

Esta capa activa los portales de luz, para nuestro éxodo

MEDITACION: Kaduma Elohim

CAPA 8 Rochev Baaravot: jinetes de luz

al activar esta capa, se reprograma bioquímicamente nuestros genes, abre las esferas multidimensionales de luz, y los portales para los cambios físicos.
MEDITACION: CHEM CHEL GEBURÁJ.

CAPA 9 Shechinah Esh – LA LLAMA DE LA EXPANSIÓN

Al activar esta capa, se despierta en nosotros la divinidad, expande el fuego que mora en nosotros (Mashiaj).
Meditación: CHEMECH YOD HEI VOD HEI

Las ruedas del alma

Entradas recientes

zohar vayakel

Parashá vayakel – pekudei

Parashá Vayakel – Pekudei Shemot 32:1-4 Y vio el pueblo que Moisés tardaba mucho en bajar del monte, y se reunió el pueblo junto a

zohar kitisa

parashá Kitisá

Parashá Kitisa Uniendo los opuestos es como podemos crecer espiritualmente ” Esto es lo que todos … darán “. (Ex. 30:13) Aquí podemos apreciar claramente,

zohar tetzave

Parashá tetzave

Parashá Tetzave Purificar el Yo: Esta sección habla acerca del deseo por el cual fue hecha esta creación Deseo de recibir: En la medida en