Parashá Noaj

parashá Noaj: Esta porción tiene dos historias muy interesantes el Arca de Noaj y la torre de Babel. Vamos a tratar de comprender estos dos aspectos en un nivel místico:

Nos dice la historia que Noaj era un hombre justo por lo cual el eterno hizo un pacto con él. Donde Noaj y su familia entraría en el arca, y el resto de la sociedad seria desaparecida en el diluvio.

Por su parte en la torre de babel, todos hablaban el mismo idioma, el mismo sentir, querer llegar al cielo, pero Dios se los prohibió, les cambio el idioma, los confundió y los esparció a lo largo y ancho de toda la tierra.

Lo primero que vamos a mirar es que el eje central de ambas historias es el Ego, una sociedad perversa, donde solo un hombre era justo. La otra sociedad, todos estaban unidos, pero querían buscar a Dios o llegar al cielo, por medio de la obra de sus manos. QUERIAN TENER UN NOMBRE

Vamos primeramente a hablar de la primera carta a la comunidad en corintios 15:40-50

Este pasaje tiene como título LA RESURRECCION DE LOS MUERTOS:

En estos versos pablo habla de un hombre terrenal y uno celestial, pero estos dos hombres debemos construirlos en cada uno de nosotros.

Cuerpos hay celestiales, y cuerpos terrestres; mas ciertamente una es la gloria de los celestiales, y otra la de los terrestres:…» (15:40). «Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción se levantará en incorrupción;…» (15:42).

Se siembra en deshonra, resucitara en gloria… (15:43). Se siembra cuerpo animal, resucitara cuerpo espiritual… (15:44). «Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adam en alma (nefesh) viviente; el postrer Adam en espíritu (ruaj) que da vida.» (15:45).

«El primer Hombre, es de la tierra, terreno: el segundo Hombre que es el Señor, es del cielo.» (15:47). «Cual el terreno, tales también los terrenos; y cual el celestial, tales también los celestiales. Y como trajimos la imagen del terreno, traeremos también la imagen del celestial.» (15:48-49).

Debemos saber que el hombre celestial al cual pablo le llama el Señor, es Adán Kadmon o Yeshúa. Es por eso que nos dice el N.T. que debemos llegar a la estatura del hombre perfecto.

Pero para poder resucitar en ese hombre perfecto, a la imagen del Yeshúa, primero debemos trabajar en nosotros para crear ese hombre terrenal. Debemos nacer en un cuerpo animal, para que a partir de allí surgan el hombre terrenal y el hombre espiritual. Y este fue el caso de la generación del diluvio y la torre de babel.

Y a este tipo de personas pablo la llama el hombre animal. Corintios 2:14 El hombre animal no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura: y no las puede entender, porque se han de examinar espiritualmente Y desafortunadamente muchísimas personas están solo en este nivel. Solo en los deseos meramente físicos y egoticos.

¿Cómo construimos al hombre de la tierra?

El Zohar nos enseña que a Noaj se le llama el Hombre de la tierra, el cual pablo enseña. Primero debemos crear el hombre terrenal, para que resucite en el hombre espiritual.

Esta porción comienza diciendo: “Estas son las generaciones de Noé” La porción del año pasado aprendimos que Israel es merecedor de las cosas celestiales, porque guardan el pacto sobre el cual fue fundado el mundo.

Y aprendimos que el pacto es el acto sexual basado en el otorgamiento. El Zohar dice que la palabra “estas” insinúan que estas si y las otras no. Y la razón por la cual se le llama el hombre de la tierra, fue porque realizo el pacto por medio del cual pudo entrar en el arca, lo cual lo hizo también unirse a las cosas celestiales.

Por lo tanto Noaj y el Arca son símbolos de cómo podemos ascender a la conciencia superior. En otras palabras, Noaj por medio del pacto, fue hecho el hombre terrenal, para luego resucitar en el hombre celestial.

Nos dice el Zohar que Noaj y el arca son símbolos de las cosas superiores-celestiales. Esta es la forma correcta en la cual podemos “llegar a Dios”. No como aquella generación de la torre de Babel.

Babel está compuesta de dos palabras: “BaB”, que significa “puerta”, y “El” que significa “Dios”. Por tanto, la torre es una puerta hacia Dios.

Pero esta generación quería buscar ese hombre celestial, por medio de sus propios razonamientos, intelectualismos etc. La Torá nos dice que ellos querían un nombre, ya aprendimos que la generación de Koraj, se les conoce como la gente de renombre, y son aquellos que quieren hacer de la derecha la izquierda.

Es decir poner por encima la materialidad y las cosas de este mundo, que el verdadero camino de ascensión al hombre celestial.

zohar toldot

Parashá Toldot

Parashá Toldot Las Fuerzas del Bien y del Mal Parashá Toldot: Y los niños lucharon dentro de ella. Bereshit 25:22 Ya’akov y Esav nacieron juntos

zohar jaie sara

Parashá Jaie Sará

Parashá Jaie Sará La serpiente cosmica Una de las enseñanzas místicas de esta porción es interesante. La vía láctea en la cual habitamos, el zohar

zohar vayera

Parashá Vayera

Parashá Vayera Caridad y justucia En esta porción el Ari enseña que Job vino para rectificar al padre de Abraham. 18:1 Y se le apareció