Parashá Bereshit | El Origen de la creación

Parashá Bereshit: Esta porción enseña el origen o creación de todo lo existente. El Ari nos dá una explicación detallada al respecto. Antes de esta creación la luz infinita ORH EIN SOF, lo abarcaba todo, era necesario contraerse a su propio centro, para dejar un vacío, en el cual se podía dar paso a un mundo finito.

Luego de esta contracción, de su misma luz del punto centro, emano, broto, un rayo de luz, conocido en kabbalah como Adán Kadmon, y luego dice el Ari, que adán Kadmon también se contrajo para dar origen a todo.

Ya sabemos que adán Kadmon es el hombre primordial, también conocido como la idea principal O la pequeña idea. Y a la vez este rayo de luz o adán Kadmon, es el conector entre la luz infinita y la creación.

Evangelio Apócrifo

Entonces los discípulos le dijeron a Jesús: «Señor nuestro: ¿Cómo han venido a la existencia todos estos lugares, o cómo han venido a la existencia estas Paternidades que están en ellos, y cómo todos sus órdenes han venido a la existencia, o cómo hemos aparecido nosotros?»

«Jesús les dijo a ellos: «Ellos vinieron a la existencia a causa de esta Pequeña Idea; mi Padre dejó una luz fuera [de Él], y no la trajo a Sí mismo. Él se recogió (o retiró) todo en Sí mismo, excepto esta Pequeña Idea que Él dejó afuera, y no la trajo a Sí mismo.

Yo resplandecí en esta Pequeña Idea, proveniente de mi Padre. Bullí y flui de ella. Yo resplandecí en ella y ella me emanó, y Yo fui la primera emanación de ella. Y yo soy su entera semejanza y su imagen.

Cuando ella me emanó, Yo estuve de pie ante su presencia. De nuevo esta pequeña Idea resplandeció y emitió otra voz que es la segunda voz. Seguidamente ella se convirtió en todos estos lugares, es decir, la segunda emanación.» «Nuevamente (la segunda emanación) procedió, uno por uno y vino a ser todos estos lugares, procediendo uno después de otro.

Todos estos lugares vinieron a la existencia por causa de ella» (Por causa de la Idea).

Colosenses 1:15-18:

“Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles; ya sean tronos o dominios o poderes o autoridades; todo ha sido creado por medio de él y para él.

Y él es antes de todas las cosas, y en él todas las cosas permanecen. Tenemos entonces que Yeshúa Hamashiaj es Adán Kadmon, o la pequeña idea, por lo cual todo fue creado.

Juan 1: 3

 «Todas las cosas por Él fueron hechas [emanadas, creadas, formadas y hechas]; y sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho.»

Este rayo de luz, adán Kadmon, Yeshúa, que está en toda la creación, pero la creación no le conoció, era necesario que se manifestara por un hombre, para que el mundo le pudiera conocer.

1 Juan 1:1-2

“Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que han palpado nuestras manos, acerca de la Palabra de vida, pues la vida fue manifestada, y nosotros la hemos visto y damos testimonio y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre y se nos manifestó.”

Juan 1:14a

está escrito: “Y la Palabra se hizo carne, y habitó entre nosotros”

Debemos saber que es el Ein Sof: la sabiduría mística nos enseña que este Ein Sof, que lo llenaba todo, está presente en cada uno de nosotros, conocido como el Átomo luz, o átomo germen, es la más suprema luz divina del creador, de Dios. Ubicada en el plexo solar.

Llegamos a este átomo luz, por medio de Adán Kadmon. Religiosamente se dice, que volvemos al padre por medio del hijo.

Por lo tanto tenemos, que Adán Kadmon, es una emanación del Ein Sof, y nosotros somos una emanación de Adán Kadmon. Para poder llegar al Ein Sof, debemos primero llegar a Adán Kadmon.

Y esto se hace por medio del despertar de la conciencia. Hay que lograr el despertar de la conciencia, para conocer todos los secretos de la vida y de la muerte.

Y esta conciencia solo se despierta por medio del amor, sabemos que ese fue el mensaje central del maestro Immanuel. El conocimiento que no se vuelve conciencia, sólo sirve para dañar.

El que logra el despertar de la conciencia Cósmica, se convierte en un Dios Inefable. El amor es la sustancia de la sabiduría. La sabiduría debe transmutarse en amor, el amor se transmuta en felicidad.

El Intelecto no puede dar felicidad. Es muy triste vivir comiendo teorías. Lo mejor es transmutar la sabiduría en amor. Lo mejor es amar. La felicidad es amor transmutado.

Hay que despertar la conciencia con la llama bendita del amor. Hay que amar, para llegar a la felicidad. La felicidad no es sino amor transmutado. El amor es lo único que nos puede convertir en Dioses.

(Génesis 1: 1).«En el principio, Dios creó los cielos y la tierra».

El Ari nos explica que estas palabras no se refieren al primer mundo Atzilut, sino que hace referencia a Beria, mundo de la creación. Se interpreta asi:

Con el poder de Bina (Beria) se crearon los cielos, sabemos que cielos es una metáfora para hablar de Z.A. y la tierra que es Maljut. Por lo tanto tenemos que los cielos son los estados de conciencia, o estados emocionales del ser humano y la tierra es el cuerpo.

«La tierra estaba sin forma y vacía» (Génesis 1: 2), se refiere a «la ruptura de las vasijas» La ruptura de las vasijas se refiere a que los cuerpos no pueden contener la luz.

Y la razón por la cual no se puede contener la luz, es debido a los estados mentales egoicos, desordenados y caóticos dentro de la persona. Que no desea trabajar en su tikun interno.

Son tres factores importantes que debemos realizar en nuestro tikun interno:

1. La muerte mística: la muerte de los yoes, la muerte de la conciencia agotica. Lo único que le sirve a uno en este Camino, es la muerte.»

2. El Nuevo nacimiento: Yeshua enseña que hay que nacer de nuevo; del agua y del espíritu. 1Corintios 15: 36 «Necio, lo que tú siembras no se vivifica (no nace), si no muriere antes.

3. EL amor: «En que os améis los unos a los otros como Yo os he amado, probaréis que sois mis discípulos».

zohar toldot

Parashá Toldot

Parashá Toldot Las Fuerzas del Bien y del Mal Parashá Toldot: Y los niños lucharon dentro de ella. Bereshit 25:22 Ya’akov y Esav nacieron juntos

zohar jaie sara

Parashá Jaie Sará

Parashá Jaie Sará La serpiente cosmica Una de las enseñanzas místicas de esta porción es interesante. La vía láctea en la cual habitamos, el zohar

zohar vayera

Parashá Vayera

Parashá Vayera Caridad y justucia En esta porción el Ari enseña que Job vino para rectificar al padre de Abraham. 18:1 Y se le apareció